Este tonto gesto te ayudará a ganar partidos

(Email enviado el 21/02/23)

¿Qué tal se te da bloquear las salidas de pared agresivas del rival?

Hoy te traigo un consejo técnico que es tan simple como eficaz.

 

 

Hace unos años, en un torneo al que me había apuntado, los rivales que nos tocaron en primera ronda eran conocidos.

Teníamos amigos en común y habíamos coincidido alguna vez jugando pachangas.

 

 

El caso es que, en esa pareja, el que jugaba en mi cruzado me resultaba especialmente incómodo.

Era un tío que técnicamente dejaba bastante que desear pero llevaba mil años jugando al pádel y tenía ciertos golpes muy dominados.

 

 

En concreto, su golpe estrella era la bajada de pared.

La estallaba.

Pero literalmente.

La bola iba con tal velocidad que, si te venía al cuerpo, incluso estando bien plantado y con la pala arriba, te podías despedir de controlarla y meterla dentro.

 

 

Es más, recuerdo que, el primer día que jugué con él, me fui mosqueado porque pensé que tenía algo contra mí, jaja.

Después me di cuenta de que para nada (es más, era y es un tipo majísimo).

 

 

Majísimo, pero que sabía muy bien lo que hacía, pues con ese golpe era capaz de condicionar todo el partido.

Se pegaba mucho a la red, esperando que le hicieras un globo profundo para pasarle, y después lo aprovechaba atacando desde atrás.

 

 

Entonces, antes de aquel torneo lo comenté con mi compañero.

«Contra XXX tenemos que separarnos un poco de la red para bloquear mejor sus salidas de pared».

 

 

Y así lo hicimos pero,

[alerta spoiler]

solo con eso no fue suficiente.

 

 

Al esperar más lejos conseguíamos bloquear la bola, pero casi siempre nos salía muy blanda, flotando y se la dejábamos a huevo.

A él o a su compañero.

Así que apenas conseguimos mantener la red en aquel partido y terminamos perdiendo.

 

 

Tiempo más tarde me di cuenta de dónde estaba la clave.

Y aquí viene el consejo. Lee con atención.

 

 

No es lo mismo bajada de pared que salida de pared.

 

La bajada siempre es un golpe de ataque, agresivo, pues se impacta en un punto alto y la bola lleva una trayectoria descendente.

Mientras que, salida de pared es cualquier golpe que impactamos tras botar en la pared. Sea a media altura, más abajo o casi tocando el suelo.

 

 

Bien.

Pues, cuando el contrario va a salir de pared, es fundamental que nos fijemos qué tipo de salida es.

 

 

Si es una salida de pared normal, no podrá estallar la bola, porque la trayectoria será horizontal (o de abajo hacia arriba, si la saca por debajo de la altura de la red) y, por tanto, pegando muy fuerte se le marchará al fondo.

Sin embargo, en una bajada de pared el impacto es arriba y, por lo tanto, como la trayectoria de la bola será descendente, el rival podrá impactar todo lo fuerte que quiera.

 

 

Entonces, cuando el rival impacta arriba, no tiene sentido armar a la altura habitual de la volea porque la bola no te llegará a esa altura (especialmente si te separas de la red, como hicimos nosotros).

 

Te puedes separar un poco pero, lo que realmente tienes que hacer es flexionarte mucho y bajar el armado para que solo tengas que realizar un leve gesto acomodando la pala.

Y así podrás bloquear con garantías, sin que la bola flote o te salga hacia arriba.

 

 

Si, en esos casos, mantienes el armado habitual, a la altura del pecho, y la bola llega muy rápido, no te dará tiempo a bajar la pala e impactar en condiciones.

 

 

Así que, resumiendo:

Fíjate bien a qué altura va a pegar tu rival la salida de pared y calcula tu armado y posición según eso.

 

Un saludo

Toño

Si te ha gustado, igual quieres apuntarte a nuestra lista gratuita donde enviamos tips de pádel como este todas las semanas. Puedes hacerlo abajo del todo.

O puedes enviárselo a un amigo y nos estarás ayudando a llegar a más personas.

Y, si no te ha gustado, envíaselo a tus rivales ¡y que se fastidien!